Semilla certificada cereal en agricultura - Grano sostenible
 
 
buscar
Búsqueda en los contenidos de la web
 
Noticias

La FAO estima una producción mundial de récord en 2019

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que la producción mundial de cereales aumentará un 2,7% en 2019, hasta los 2.722 millones de toneladas, lo que supondría un récord de cumplirse la previsión.

Tras la disminución que se dio en 2018, la FAO considera que, este año, el estado de los cultivos ya plantados y la siembra planificada, siempre y cuando las condiciones climáticas sean las normales hasta el final de la temporada, harán que la producción mundial de cereales crezca en 71 millones de toneladas con respecto al año anterior.

El aumento se atribuiría principalmente al trigo (2,5%), el maíz (2,2%) y la cebada (6,1%). Asimismo, se espera que la producción mundial de arroz se mantenga cerca del nivel récord de 2018.

En cuanto a la utilización global de cereales, la FAO estima que aumente un 1,5% en 2019-2020, alcanzando un máximo de 2.722 millones de toneladas, el volumen exacto producido. Se espera que esta expansión sea particularmente pronunciada para los cereales secundarios, que se estima que aumenten en un 1,3 por ciento con respecto a 2018-19, principalmente debido a la fuerte demanda del sector de los piensos y las industrias. También se espera que el consumo alimentario mundial de cereales aumente al menos el 1,1% por ciento como resultado del continuo crecimiento de la población mundial. Especialmente, el consumo de arroz (1,7%) y trigo (1%), los dos primeros alimentos básicos.

Según la FAO, las existencias mundiales de cereales se reducirían mínimamente (0,7%), hasta los 847 millones de toneladas, el volumen más bajo desde 2016-2017. Esta reducción solo daría lugar a una pequeña disminución proporción mundial de existencias-uso de cereales hasta el 30,1%, su punto más bajo en cuatro años.

Finalmente, en 2019-20 se espera que el comercio mundial de cereales alcance casi 413 millones de toneladas, 2 millones más que en la estimación de 2018-2019, lo que también se traduce en una disminución del 1,9% (8 millones de toneladas) desde el nivel récord de 2017-18. La contracción esperada se debe principalmente a una probable disminución en el comercio de maíz, mientras que las perspectivas comerciales para la mayoría de los otros cereales son positivas, especialmente para el trigo y el arroz. En un equilibrio generalmente bueno entre la oferta y la demanda de casi todos los cereales, es probable que los precios internacionales se mantengan ajustados, al menos durante la primera mitad de la temporada 2019-2020.

Colaboran